Limpieza Intima de la Mujer Con Vapor: Limpia, Estrecha y Rejuvenece

La higiene vaginal con vapor es muy parecida a la preparación de una infusión.

Echas un puñado de hierbas en agua caliente, te sitúas encima del recipiente y dejas que las emanaciones te “limpien” la vagina y el útero.

Al parecer, de esta forma se pueden expulsar posibles “acumulaciones” y aliviar los desequilibrios hormonales, el malestar menstrual y los trastornos digestivos.

Estos son los pasos a seguir:

Limpieza Vaginal Con Vapor: Limpia, Estrecha y Rejuvenece

La higiene vaginal con vapor, es muy parecida a la preparación de una infusión. Echas un puñado de hierbas en agua caliente –aquí terminan las similitudes con la elaboración del té-, te sitúas encima del recipiente y dejas que las emanaciones te “limpien” la vagina y el útero.

1. Verter ocho tazas de agua (preferiblemente purificada) en una olla mediana.

2. Añadir un puñado (media taza) de hierbas frescas al agua.

3. Llevar a ebullición (con la tapa puesta) y hervir durante cinco minutos.

4. Apagar el fuego y dejar reposar la infusión otros cinco minutos sin retirar la tapa.

5. Verter cuatro tazas (la mitad del contenido de la olla) de agua en un bol que previamente se ha colocado en la taza del inodoro.

6. Pasar la mano a unos 20-25 cm por encima del bol para verificar que el agua no esté demasiado caliente.

7. Quítate la ropa interior y siéntate en el inodoro.

8. Pásate una manta o sábana por la cintura, asegurándote de que llegue hasta el suelo, para evitar que se escape el vapor.

9. Para evitar coger frío en el resto del cuerpo, ponte unos calcetines o zapatillas y algo de abrigo en el cuello.

10. Deja que el vapor actúe durante 10-12 minutos.

11. Cuando el agua empiece a enfriarse, deséchala en el inodoro. Empezando por el paso número cuatro, repite la operación por segunda vez con la otra mitad del agua de la olla .Si se hubiera enfriado, vuelve a calentarla, sin olvidar pasar la mano para comprobar la temperatura antes de sentarte.

Si te haces la higiene en un spa, te sentarán en una silla con un agujero en el asiento por donde subirá el vapor hasta tus partes bajas. Como yo no tengo sillas con un agujero en medio, me pareció muy práctico el método del Centro YinOva de usar el inodoro. ¡Esto iba a ser pan comido!