Olvídate del Pie de Atleta solo sumerge tus pies es esta mezcla y Listo!

El pie de atleta es una infección micótica que generalmente se inicia entre los dedos de los pies y que provoca que la piel pique, arda, se escame o se pele, que las uñas se decoloren o que incluso aparezcan ampollas.

Además esta se puede contagiar hacia las manos si no se trata.Por suerte, hay un remedio casero sencillo que eliminará los hongos en un periodo corto de tiempo.

El vinagre de manzana alivia la inflamación y el dolor, y mata los hongos que causan el pie del atleta.

Olvídate del Pie de Atleta solo sumerge tus pies es esta mezcla y Listo!

Olvídate del Pie de Atleta solo sumerge tus pies es esta mezcla y Listo!

Sigue los siguientes Pasos:

Paso 1

Compra un vinagre turbio de 5 %. La capa turbia y marrón que ves en algunas botellas de vinagre de manzana se llama “madre” y es buena, pues es una señal de que este es de buena calidad y contiene nutrientes curativos extras que lo vuelven aún más efectivo.

Paso 2

Vierte entre 2 y 4 tazas de vinagre de manzana en un recipiente hondo grande.Tendrás que tener lo suficiente para poder meter tus dos pies. Si necesitas un volumen mayor, piensa en añadir agua caliente, pero no lo diluyas sobrepasando la proporción de una medida de vinagre por cada medida de agua.[4]Si no tienes vinagre de manzana, puedes utilizar el vinagre blanco.

Paso 3

Lávate los pies antes de remojarlos en la mezcla de vinagre. Enjuaga tus pies con agua y jabón. Una vez que los hayas frotado hasta dejarlos limpios, pásalos con una toalla o deja que se sequen solos. Si eliges la primera opción, asegúrate de lavar la toalla inmediatamente después de utilizarla para que no contagie el hongo a otra partes de tu cuerpo.

Paso 4

Remoja tus pies infectados. Coloca un pie en el recipiente grande que contiene la mezcla de vinagre. El ácido de esta sustancia matará los hongos y suavizará y eliminará los callos que provocan. Si así lo deseas, puedes utilizar un paño para frotar las partes infectadas delicadamente mientras que tu pie se remoja en la mezcla.El vinagre de 5% no será muy fuerte para tu piel. Sin embargo, si sientes ardor o escozor, deja de remojar tu pie y agrega agua para diluir la mezcla.

Paso 5

Deja que tu pie repose en la solución entre 10 y 30 minutos. Debes hacer este procedimiento entre dos y tres veces al día por una semana. Una vez que hayan transcurrido los siete días, sigue remojándolos una o dos veces al día por tres días más. Después de que hayan pasado los 10 a 30 minutos, saca tu pie del recipiente y sécalo.

Paso 6

Utiliza un humectante después de tratarte los pies para minimizar los daños. El ácido del vinagre puede ser fuerte con la piel. Para protegerla, puedes aplicar una capa delgada de humectante después de tratarte los pies.

Importante: No mezcles el vinagre con el peróxido de hidrógeno, ni trates tu pie con uno y después el otro. Mezclar ambos puede formar ácido peracético, un químico cáustico que puede quemar tu pie y dañar tus pulmones por medio de sus vapores.