Talones Agrietados? Mezcla aspirina y ya Listo, Sigue los Pasos y Adios grietas

Los talones agrietados y los callos son signos evidentes de falta de atención en los pies.

Estos, por lo general, se derivan de la deshidratación y otros factores asociados al ambiente al que están sometidos.

Suelen iniciar con la acumulación de la piel muerta que queda por el exceso de sequedad y la exposición al polvo y toxinas.

Sin embargo, en algunos casos son la señal de alerta de enfermedades cutáneas o deficiencias nutricionales.

Si dejamos a un lado su posible causa, para todos resulta muy molesto padecerlos porque suelen causar dolor y son mal vistos estéticamente.

Debido a esto, ha existido la necesidad de tratarlos de manera eficaz, para reducir su presencia en los pies y acelerar su restauración.

Por fortuna, gracias a las propiedades de algunos ingredientes es muy fácil hacertratamientos sin tener que invertir grandes sumas de dinero.

En esta ocasión queremos compartir uno bastante interesante, elaborado a partir de aspirinas y alcohol isopropílico al 70%

Remedio casero de aspirinas para curar las grietas y los callos en los pies

La aspirina es uno de los analgésicos más consumidos en todo el mundo por su acción contra varios tipos de dolencias y efecto anticoagulante.

Está comprobado que es un potente antiinflamatorio y cardioprotector, ideal para aquellas personas que tienen tendencia a sufrir enfermedades circulatorias o del corazón.

En los últimos años muchos la han aprovechado como tratamiento para la piel, pues se ha demostrado que mediante su uso tópico puede reducir el acné, las manchas y las células muertas que causan problemas estéticos.

 Su aplicación sobre los pies es algo más bien reciente, pues tan solo algunos han dado testimonio de lo buena que es contra los principales problemas podales.

En cualquier caso, muchos están probando el tratamiento porque parece que da buenos resultados en cuestión de días.